Blogger Template by ThemeLib.com

Vivir para Contarlo

HAZ TUS COMENTARIOS

Published by Antonio Agudelo under on 10:48





   Antonio Agudelo en el Centro Andaluz de las Letras (Junta de Andalucía)






PRESENTACIÓN DE "EL MUNDO LÍQUIDO, DE ANTONIO AGUDELO, 
POR JOSÉ MARISCAL CAMPOS

"Soy lector impenitente y estudioso de nuestra lengua y literatura, y me considero poeta. Un poeta es un humilde campesino que trabaja y trabaja la tierra, hasta que el fruto tiene el don de la abundancia justa; el fruto oscuro y dulce, que la perla de la noche cría; y con ello funda la nueva sensibilidad de la nueva historia.


"El poeta es hijo de la pobreza y del sufrimiento. Pero el dolor es el don de la hondura, y la pobreza, un resplandor que llega de dentro."

"El pensamiento específicamente poético, es música en su estado original; la poesía está en lo puro indecible; cuanto más nos aproximamos a lo decible, mayor peligro de perdernos tenemos."

Así se define a sí mismo Antonio Agudelo, cuyo último poemario, "El mundo líquido", presentamos aquí esta noche. Conozco a Antonio Agudelo, desde siempre. Siendo él un adolescente –casi un niño- ya destacaba por los hermosos poemas que escribía. Entonces, se notaba en ellos la clara influencia de García Lorca, Cernuda, Guillén… y otros poetas de la llamada Generación del 27.
Antonio Agudelo, no es doctor en literatura, pero lo es en el conocimiento de los caminos (a veces amargos) de la vida; poeta por vocación y por convicción, pule y repule su obra con disciplina y paciencia, cual nuevo Juan Ramón Jiménez.
Vicente Núñez, el gran poeta de Aguilar de la Frontera, calificó la poesía de puta tirana que lo arrastraba irremisiblemente más allá de unos confines muchas veces detestados. Y aún así, adoraba a esa ramera irresistible, hasta el punto de no poder vivir sin ella. Lo mismo le pasa a Antonio Agudelo, que vive arrastrado por la poesía hasta esos confines donde ya causa dolor, sin embargo, "esa ramera aromática y multiforme, hermosa siempre, vestida o desnuda, complaciente u opresora, es capaz de sumergirte en infiernos placenteros y elevarte a cielos de algodón. Sin la poesía, el universo sería una máscara terrible tras la cual el rostro más deforme nos contemplaría depredador o compasivo, por más que hay quien piensa que la poesía es solo alimento para los propios poetas" (Fernando Molero Campos).

Mi casa no tiene puerta.
Tiene por tejado el cielo
y en sus ventanas no hay reja.
Nadie en ella es forastero
y a su fuego se calienta,
todo aquél que se presenta
que no le importa que el suelo
sea su asiento y su litera.
Mi pan comparto con él;
mis alegrías, y no mis penas,
entregándole, a manos llenas,
el doble de lo que me dé,
sin más reservas ni quejas.

Ven, que mi casa no tiene puerta.


Así es la poesía de Antonio Agudelo, como una casa sin puertas y sin rejas en las ventanas donde nadie es forastero. En ella canta a la Luz, al amor, al fuego... y con ella comparte sus alegrías y su pan que entrega a manos llenas sin ningún tipo de reservas. 

Agudelo nos ha mostrado el camino y nos ha dejado la huella de su transitar poético. Es ante todo y sobre todo, poeta, que nos entrega una poesía depurada y profunda, con el amor como eje de su discurso. El poeta José Luis Rey, dice de él "que no se parece a ningún otro poeta".

"El Mundo Líquido", es tanto el río como el  barco de la vida, que intenta reflesionar sobre la propia existencia; es creación de un mundo poético donde la lengua explora los misterios del Universo y los caminos de nuestros sueños... un canto a la misma poesía concebida, la reafirmación de dignidad que supone la lucha permanente por nuestro derecho a la felicidad.


"El amor, la muerte, la condición humana, la insurgencia poética contra la injusticia, la lucha permanente por la dignidad contra los poderes injustos, el dolor, la pérdida y la búsqueda de la luz, dan cuerpo a estos poemas de El Mundo Líquido; que señala el rostro oscuro del horror, para iluminarnos el camino a la armonía", dice también de este libro su querida amiga y poeta Verónica Aranda.

Agudelo, lleva en sus entrañas la poesía, una forma de decir esencial, que nos ilumina con su Luz, como manifestación de la pureza, tan necesaria en estos momentos de oscuridad. Asimismo, nos adentra en las profundidades del Ser y nos revela los secretos de Eros / Tánatos, cara y cruz de una misma moneda, todo ello envuelto en un pesimismo esencial, esperanzador para la humanidad. Yo y la Muerte, la Muerte y Yo, enzarzados en una explosión de luz como una enfermedad que se supera así misma constantemente y restablece el orden de las cosas y de la propia Luz.

Agudelo, confiesa que escribe para no perderse y estar a salvo de la muerte, para luchar, como buen Quijote, contra los poderes injustos, contra el viejo fascismo, siempre en favor de la dignidad humana, por un mundo más sólido, donde no exista tanto sufrimiento y tanto caos, idea que ya plasmaba en la introducción del libro "Paísajes Corchúos".  "A partir de aquí -escribía- hablará en su favor de las víctimas que sufrieron el caciquismo y los difíciles años de la dictadura, cuando todo era pecado, cuando un país entero era esclavo de un soloseñor...." y abunda diciendo: "Soy el Quijote que instala lo cierto en lo inverosímil / y Dulcinea es la mujer más hermosa de este mundo".

Desde mi punto de vista, hay muchas características surrealistas en este libro, como la mirada de la niñez (Una cuna dorada esplende en la memoria / y su ternura, dando olor a suavidad, llena de pétalos el corazón); la pérdida del paraíso (Dante nos tañerá su desconsuelo, quedan cuatro días / para el Apocalipsis); hasta llegar al empleo de técnicas como la ruptura de las leyes lógicas de la poesía (rima, métrica, medida...) entre otras. Se mezclan objetos, sentimientos y conceptos que la razón mantiene separados (Dante atravesaba las sastrerías del relámpago y amanecía huérfano / como un cisne en un rincón del río Rilke); aparecen asociaciones libres e inesperadas de palabras, metáforas insólitas, imágenes oníricas y hasta delirantes (Café que nace a menos siete bajo cero en Nueva York y vive / en un rincón del piano de la calle Misericordia / como una sola substancia que precede a la muerte).


Suele decirse que el surrealismo es propio de poetas principiantes, algo que no comparto, pues en mi opinión, si algo distinguió al surrealismo es sin duda su voluntad creativa, revolucionaria y vanguardista. Sirva como apunte el citar a nuestros grandes poetas que fueron o escribieron dentro de este movimiento que llegó a España desde Francia en los años veinte del pasado siglo: Vicente Aleixandre (Pasión de la tierra); Luis Cernuda (La realidad y el deseo); García Lorca (Poeta en Nueva York) para mí la obra cumbre del surrealismo en España; Rafael Alberti (Sobre los ángeles)... sin olvidarnos de la influencia que el movimiento surrealista tuvo en otras artes como la pintura (Salvador Dalí), o el cine (Luis Buñuel).

 Vicente Aleixandre, Premio Nobel de Literatura en 1977, dijo en relación a su gran amigo Federico García Lorca: “En Federico todo era inspiración, y su vida, tan hermosamente de acuerdo con su obra, fue el triunfo de la libertad, y entre su vida y su obra hay un intercambio espiritual y físico tan constante, tan apasionado y fecundo, que las hace eternamente inseparables e indivisibles”, esas palabras pueden servir perfectamente   para definir la vida y la obra de Antonio Agudelo. También en él es todo inspiración, y permanente, inseparable e indivisible, el intercambio entre su vida y su obra, entre su mente y su espíritu.

Estoy convencido de que "El mundo líquido" marcará un antes y un después en la obra de Antonio Agudelo. Yo puse en él mis esperanzas y estoy convencido que estamos ante uno de los grandes poetas de nuestro tiempo. Solo el tiempo, que quita y da razones, se encargará de desmentirme.

Amigo Antonio, no cejes, la poesía necesita de tu aportación, aunque "habites en la más honda claridad / del sueño o de la muerte."


José Mariscal Campos (ex- Diputado de Cultura de Córdoba)

Día 21 de agosto de 2015. Casa de Costumbres de Villaviciosa de Córdoba




                              Poema "Oración", de Antonio Agudelo                              







Foto: Juan Manuel Vacas                                                    
                         
                       
Madre:
http://www.ivoox.com/poema-madre-antonio-agudelo-audios-mp3_rf_3137020_1.html

                           
El niño:
Réquiem por Lola y Antonio Flores
http://www.ivoox.com/poema-requiem-a-lola-antonio-agudelo-audios-mp3_rf_3137032_1.html

A Corazón Abierto (recitado por Feli Úbeda Martín):
http://www.ivoox.com/a-corazon-abierto-antonio-agudelo-audios-mp3_rf_13697550_1.html


Café Hafa:
http://www.ivoox.com/cafe-hafa-antonio-agudelo-audios-mp3_rf_3137051_1.html



                                                                                 
                                                Recital en Ágora de la Poesía (León)





                                 Recital en el Monasterio San Miguel de Escalada (León)

                                 https://www.youtube.com/watch?v=mSMBU_mAztM




Comentarios:



COMENTARIO DE MANUEL SALINAS

(Doctor por la Universidad de Málaga, Catedrático y Crítico)


QUERIDO ANTONIO AGUDELO,
Voy a usar las mismas palabras que hay en tu libro Mundo líquido y lo hago para que entiendas que he disfrutado mucho de ese aire “espiritual y estético” que tienen todos sus poemas, y que encuentra en este haiku Verónica: “Llueve a cántaros/ y tienen los jazmines/ el mismo aroma”.
En efecto, amigo Antonio, como advierte Nelson, creo que tu poesía, que es un libro donde entra la LUZ, “el enigma oscuro de la luz, ese lenguaje de luciérnagas […] que crea el Mundo que nos salva del mundo”. Y creo que es un libro férreo, como el Sol, donde vive ese ruiseñor que eres tú, Antonio. No, no hay un poema tuyo donde no se mencione la luz o su revés, el silencio. Porque no hay ninguno de ellos en donde la ganas de llorar no sean en verdad ganas de vivir. Y tú lo sabes.

Un fuerte abrazo, poeta y amigo, Antonio Agudelo

 Manuel Salinas



COMENTARIO DE JUAN CARLOS MESTRE
(Poeta y Artista Visual, Premio Nacional de Poesía, 2009)
https://www.youtube.com/watch?v=Vt_z3-u1Dhk

Querido Antonio Agudelo, generoso y tan delicado amigo, muchas gracias por tus palabras cariñosas, por tu libro también, por la habitación con luz al mar en la que has colgado la acuarela del azul cariño, y gracias por estar en el mundo como solo lo están los poetas, los pájaros hermanos del ruiseñor y los santos. Algo de los tres tienes, y yo estoy feliz de ser tu amigo. Gracias por la lealtad de tu fraternal abrazo, que sabes recíproco y admirativo hacia todo lo tuyo.
                        
                               

                          Pregón de Feria y Fiestas de Villaviciosa de Córdoba, 2015
                                
                                            

COMENTARIO DE VERÓNICA ARANDA

(Poeta y Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid)


Habito la más honda claridad/ del sueño o de la muerte”, dice Antonio Agudelo en uno de los poemas del Mundo Líquido. Cada nuevo libro de este poeta inclasificable que ejerce la poesía como un sacerdocio, retirado en la soledad de los bosques, es todo un acontecimiento. El Mundo Líquido sale por fin a la luz en una edición ilustrada exquisita del pintor cordobés Miguel Gómez Losada y con el sello de la Editorial CELYA. Lo onírico impregna este poemario que alcanza la madurez y depuración estilística que ya intuíamos en Madreagua (Ediciones depapel).

   En la rueda de la vida el poeta “ha de morir muchas veces” para “escribir con la sangre” y finalmente alcanzar la experiencia iluminadora. Morir para “volver al vientre de la madre”, al primer balbuceo, a través de la experiencia purificadora del agua, de ahí la riqueza de símbolos contenidos en Madre-Agua y en El Mundo Líquido. Agudelo nos trae epifanías en las que el yo poético habita la habitación más oscura del salitre y al modo rimbauniano puede ser “el niño conducido por relámpagos delante del cerezo”. Otras veces son soliloquios en la espesura de la noche, a los que llegamos a través de imágenes bíblicas o votos de depuración, como en el magnífico poema “El ruiseñor de Keats”, ahondando siempre en él las raíces de la existencia.   
   
   El autor nos invita “fuego adentro” para mostrarnos su cosmogonía, muy cercana al hinduismo, con sus ciclos de creación-destrucción y textos como las Upanishads donde el pensamiento se centra en absorber la luz, manifestación de lo supremo y de la pureza: “la luz entra como un relámpago en mis ojos y una paloma arde en su blancura”. De la explosión de la luz da comienzo la vida y la experiencia del ser humano.

    Agudelo cuida cada palabra, se detiene en su transparencia, su dimensión sanadora, sin dejar de lado el compromiso:“¡Cállense los hombres que aúllan y devoran y / que la palabra vuelva a/ ser suavidad, manjar celeste/ abismos que se transparentan en la altura!”. Como destaca José Luis Rey en "La poesía esencial de Antonio Agudelo", “El poeta parte hacia la Estigia acompañado de ese único objeto con que se honra la nada: la palabra poética.”   
                                                                                                                                             
                                                              VERÓNICA ARANDA CASADO
                                                                      Poeta y Licenciada en Filología Hispánica
                                                                       por la Universidad Complutense de Madrid                                                                                                                                         


                     
                   Con D. Antonio Gamoneda (Premio Cervantes 2006)                                                            https://www.youtube.com/watch?v=Ly7qQM5jq4k&feature=share


                                      Entrevista de Nelson Jiménez desde Miami (EE.UU.)
                                     con Antonio Agudelo
                                      http://puntoyseguido.us/ds_77_t2014_08.html                                 
                                      http://www.puntoyseguido.us/2014ds02.html    


                                     Cuestionario Proust para la Revista Noche Laberinto
                                     http://nochelaberinto.wix.com/noche-laberinto#!antonio-agudelo/cup7                 
                                


                                                     Madreagua por Juan Carlos Mestre, 2011 

                                                      por Juan Carlos Mestre
                                        https://www.youtube.com/watch?v=FeE8RMyBqy0&feature=share                                       
                                        https://www.youtube.com/watch?v=FqjyV-jsXS4&feature=youtu.be

                      
Programas de Radio y Vídeos en Youtube:
Antonio Agudelo en los programas de "Punto y Seguido" de Radio Miami (EE.UU.), 
conducido por Jeniffer Moore y Nelson Jiménez:

http://puntoyseguido.us/ds_77_t2014_08.html

http://puntoyseguido.us/2014ds02.html

http://puntoyseguido.us/2014ds03.html

http://www.puntoyseguido.us/ds_63_lnebg_05.html

http://puntoyseguido.us/ds_65_lnebg_07.html

Antonio Agudelo en PoetiCal, Centro Andaluz de Las Letras:
http://video.twicsy.com/i/QFBHh#LdRy9gcUxhFo863M.01

 Librería Luque: Poetas de Córdoba: Antonio Agudelo:
http://www.youtube.com/watch?v=ewFS7ZsKPog

Presentación de Madreagua en Madrid:
http://www.youtube.com/watch?v=mib3_1QqbsI

               
Antología digital: Zenobia Camprubí y Juan Ramón Jiménez:
Idea original: Ana Patricia Santaella. Maquetación: Xabier Susperregi

http://www.calameo.com/read/00306041768042bd9c8a9 

 

                          



                    
-->

5 comentarios:

Antonio Agudelo dijo... @ 21 de febrero de 2012, 9:46

Antonio Agudelo cuando escribe nos transmite el Amor más puro y todas y cada una de las señas de identidad de él mismo y nos muestra que él está permanentemente en estado de Gracia . Su poesía es Vida que nos alienta y nos comunica con el lenguaje y las imágenes, y nos invita a amar la Vida.

Abrir el libro de “El Sueño de Ibiza” y leerlo es como llamar a una puerta y ver la Luz, es el feliz hallazgo de encontrarnos inmersos en un viaje que nos guía también a nuestro propio viaje. “El sueño de Ibiza” nos toma de la mano y nos conduce a un sueño que se nos hace tan familiar como si viviéramos en él. La poesía de “El Sueño de Ibiza” nos cura, nos construye y nos salva.

Gracias, Antonio Agudelo, por venir a Madrid y hacer posible que muchos descubramos tu obra y te conozcamos a ti, poeta pionero de una rama mística y esencial dentro de esta generación.

Comentario de CONSUELO GARCÍA

RAFA MURILLO dijo... @ 29 de febrero de 2012, 2:31

Para los amantes de la poesía, aquí está un libro escrito por un poeta de nuestra localidad: Antonio Agudelo.
Aunque a simple vista el grosor del libro invite a pensamientos de ligereza y livianidad sobre la obra, al adentrarnos en ella nos encontramos con una poesía muy trabajada, un estilo sobrio, preciso, condensado, que busca la palabra exacta entre bellas imágenes. Una poesía con letras mayúsculas fruto de un duro trabajo de estudio, reflexión y pulido, dejando una obra bien definida que, personalmente me recuerda la búsqueda de la exactitud y la precisión de la poesía de Juan Ramón Jiménez.
Una obra muy recomendable que deja buenas sensaciones y las ganas de seguir leyendo más. Esperamos ansiosos su segunda obra para seguir disfrutando de un arte tan difícil de atrapar con palabras como es la poesía.
RAFAEL MURILLO

RAFA MURILLO dijo... @ 29 de febrero de 2012, 2:36

Paisajes corchúos: XXV años de literatura popular de Villaviciosa de Córdoba 1982-2006

Este libro es fundamental para todos aquellos que tengan parentesco con Villaviciosa. En esta voluminosa obra (que asusta, pero que demuestra que había material más que suficiente) se recogen 25 años de literatura popular; 25 años de historia, de vida, de hechos ocurridos y plasmados en los libros de festejos durante esos años. 25 años, ¡casi una vida!: dos décadas y media, o lo que es lo mismo cinco lustros. ¡Cómo ha cambiado el pueblo!
Es una obra fundamental, como ya he dicho para cualquier trabajo etnológico que se haga en un futuro y un libro, sobre todo, de lectura y comentario por todos los villaviciosanos ya que como dicen “aquel pueblo que olvida su pasado, tiende a repetirlo”, con sus errores. Desde aquí animo a las instituciones, asociaciones y colectivos a cuidar de la cultura y la historia del pueblo ya que se está perdiendo velozmente y se está padeciendo un Alzheimer cultural que avanza impetuoso de terribles consecuencias futuras y perspectivas muy negras para el horizonte de la localidad.
Y de 1982 para atrás ¿qué literatura popular había en el pueblo? ¿Cómo se vivía? ¿Cómo eran sus gentes? ¿Los abuelos, bisabuelos y tatarabuelos? ¿Eso ya se ha perdido?
Lanzo el órdago a quien lo quiera recoger y recuperar una historia sin tele, sin polígono, sin piscina, sin polideportivo, sin pantano, sin agua potable, sin coches que abarroten las calles, ni térmica pero con molinos de agua funcionando, con riachuelos cuyas aguas fecales discurrían por algunas de las calles actuales, con fábricas en funcionamiento, con más vides que olivos, con más monte y mejor cuidado, con reses pasando por sus calles, con más población, más quehaceres y más prosperidad.
Una obra genial pero un penúltimo escalón (2006) de una escalera que comienza en el piso de abajo. ¿Quién se atreverá a bajarla? Espero que algún día alguien me responda satisfactoriamente y recuperemos nuestras raíces ahora enterradas en el olvido del tiempo.

Antonio Agudelo dijo... @ 4 de mayo de 2012, 8:52

Me parece un libro que invita a conocer el mundo de la poesía con mucha mas confianza.

No conozco al autor pero me alegro mucho de que me haya seducido tanto como para leer mucho mas frecuentemente este tipo de libros de poemas. Gracias.

Ana Sevilla



Emotivo, dulce, elegante, directo, lleno de contenido, ambicioso, bello. De este modo describiría yo el maravilloso poemario de Antonio Agudelo “El sueño de Ibiza”. Por primera vez me ocurre que en lugar de leer los poemas arbitrariamente, tengo la necesidad de seguir uno tras otro, al hilo, los disfruto, los enlazo.... Gracias Antonio por aficionarme más a la poesía, gracias Antonio por hacerme adicta a TU POESÍA. María Antonia Castro



En mi corta edad, tengo 15 años, los libros de poesía me parecían algo aburrido solo para los adultos. Tengo que felicitar al Sr. Agudelo porque me ha enganchado con sus poemas y le deseo que publique muy pronto otro libro para poder leerlo.

Irene García



La verdad es que me ha recordado a las dos ocasiones en las que he estado en Ibiza, la luminosidad, el agua, las playas... Quiero felicitar a este poeta porque cuando me regalaron el libro pensé que era un regalo sin intención, pero cuando me dijo la amiga que me lo regaló que me iba a entusiasmar con su lectura no podía imaginarme hasta que punto.

Ánimo Antonio Agudelo, le felicito y mis amigos y yo le animamos a que siga escribiendo

Pablo. de la Alameda de Osuna (Madrid).



Hay Agudelo, “A CORAZÓN abierto abandono mi destino....” Resulta tan fácil encontrar los sentimientos ajenos en tus versos que por fin he entendido lo que es un poeta.

Tu has conseguido ir mas allá, lo que nos apasiona no es que nos expliquen lo que vemos, ni tan siquiera lo que no vemos. La magia de tu pluma poética reside en expresar con sencillez lo que sentimos.

Ángel Bollero









Qué placer para alguien que conoce bien Ibiza leer un pensamiento bonito de alguien que también conoce Ibiza. Me ha encantado, me he sentido retratada, cuando hablas de la soledad tras la juerga de Ibiza, tras el trasnoche, tras el amor de un día. Yo al menos así lo he interpretado y me he sentido retratada en muchos versos. Antonio, tienes una sensibilidad que se hace eco en todos tus poemas. Sigue deleitándonos y retratándonos. Antonio regálanos algo más.



Teke (Torrejón de Ardoz)

Antonio Agudelo dijo... @ 18 de mayo de 2012, 10:21

Ya podemos disfrutar del nuevo libro de poemas de Antonio Agudelo: MADREAGUA, es el título de este volumen que nos adentra en el mundo simbólico de una poesía de mayor calado y madurez. Una poesía que no te dejara indiferente por su riqueza de significaciones, que te sorprenden en un mundo poético donde se debaten las fuerzas primigenias positivas de la creación, la inspiración, el renacer, la vida con las negativas de la muerte, el olvido, el desarraigo y la nostalgia de una infancia recordada, de un tiempo ya pasado.

Destacan en este libro de excelente factura (brillante el trabajo de Ediciones DEPAPEL), los poemas “No es” y “El ruiseñor de Keats”, verdaderas obras de arte. Muy recomendable como libro para releer varias veces porque siempre encontrarás nuevos sentidos y significados. Un autor que va evolucionando hacia una poesía con más cuerpo, mejor definida y trabajada.

Una brillante gota de agua en el extenso océano de la poesía. Sólo me queda una pregunta en el tintero:

“¿Y cuánto tiempo cabe en los ojos de un poeta?”

Espero que tantos como un niño para seguir disfrutando de este amigo de la palabra.

Rafael Murillo

Publicar un comentario

 

Seguidores